BlogReputacionReputación CorporativaReputación OnlineSin Categoria

¿Sabes qué es un mapa semántico y por qué son necesarios para gestionar reputación?

By 5 octubre, 2020 octubre 21st, 2020 No Comments

Un mapa semántico es un esquema que ayuda a ver cómo los conceptos (palabras) se relacionan entre sí. Los mapas semánticos se construyen generalmente en torno a un tema o concepto central. Es la mejor forma de ordenar lo que queremos comunicar.

¿Pero, por qué son necesarios para gestionar reputación?

Cuando indagamos a las personas sobre lo que piensan de una marca, producto, institución o persona, ella, en milésimas de segundo comienza a emitir palabras, que unidas unas con otras se constituyen en un mapa semántico, que está instaurado en su memoria. Lo que quiere decir que al final, la reputación en el cerebro es un mapa semántico que se actualiza permanentemente.

¿Cómo se construye el mapa semántico de una marca en el cerebro de las audiencias de interés?

Con los diferentes estímulos que recibe por sus sentidos permanentemente. Lo que escucha, ve, siente, huele, toca. Esto se logra por los diferentes canales de comunicación que tiene la marca con el público como; medios masivos, redes sociales, página web, puntos de venta y demás momentos de contacto, incluyendo el call center o atención telefónica. No solo se logra con su propia experiencia, también con la de los demás.

Es decir, que el voz a voz de nuestra marca construye mapa semántico, y con mayor fuerza cuando es de personas cercanas y de confianza. De aquí la importancia de evitar enviar estímulos negativos, que se materializan con una mala experiencia con la marca. Hoy en día se viraliza  en muy poco tiempo y con mucha fuerza.

¿Qué debemos hacer para lograr instaurar el mapa semántico que queremos de nuestra en el cerebro del público objetivo?

Primero, definiendo el mapa semántico de la marca alineado con los objetivos del negocio. Es decir, qué conceptos queremos que tenga nuestra audiencia en su cerebro de nosotros, qué quisiera que dijera o expresara cada que le pregunten sobre nosotros, priorizarlos. Segundo, comenzar a trabajar coherentemente en ellos, no solo desde la construcción de mensajes, sino involucrando a cada área de la compañía para que sea una realidad para el público objetivo. Si decimos que somos responsables con el medio ambiente, que eso se pueda ver, sentir y palpar. Tercero, monitorear y medir las diferentes conversaciones que se presentan en el día a día en torno a la marca y el sector al que pertenece para identificar si estamos logrando los objetivos, es decir si nuestra reputación o mapa semántico es similar o cercano al planeado.


¿Cada cuánto debo medir el resultado de mi gestión en el mapa semántico?

Cada mes si es posible o después de gestionar una estrategia puntual de alto impacto. De esta manera se podrá corregir o mantener los conceptos que emitimos por los diferentes canales y optimizamos nuestra inversión sin temor a equivocarnos. En ocasiones elegimos palabras entendibles para la marca, pero que no lo son o tienen múltiples interpretaciones para el público objetivo, perdiendo impacto o generando el efecto contrario. 

Testear el mapa semántico permanentemente de las audiencias de interés, permite que la marca genere conversación de manera cercana y transmita los conceptos de forma organizada, clara y coherente, que en otras palabras es construir activo reputacional.

¿Tienes alguna pregunta?

Leave a Reply

Abrir chat
¿Cómo podemos ayudarte?